Saltar al contenido
Gafas Realidad Virtual

Tienda de Gafas de Realidad Virtual

Ya no necesitas viajar a un lugar para experimentar que estás en él. Gracias a la Realidad Virtual, puedes adentrarte en un entorno de apariencia real con solo ponerte unas gafas VR. Para lograr la inmersión sensorial en este mundo, hay muchas opciones entre las que hay que saber elegir la mejor opción.

Las mejores gafas de realidad virtual

Elige la categoría con la que quieres adentrarte en la realidad virtual y descubre las mejores gafas VR para disfrutarla al mejor precio del mercado.

Qué es la realidad virtual

La realidad virtual es la representación de un entorno con los objetos que lo componen como si fuera real. Por lo general este entorno está generado por ordenador y crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él. Este mundo ficticio supone toda una experiencia sensorial de la que puedes ser protagonista y para ello se utilizan multitud de instrumentos. Los más habituales son los cascos de realidad virtual o las gafas VR a las que dedicamos este espacio, pero también pueden utilizarse guantes y trajes especiales, arneses, plataformas, olores…

Los usos de la realidad virtual son muy variados, más allá de los videojuegos que seguramente tienes en mente. Desde antes de comenzar a ser popular, esta tecnología se ha utilizado en formación de personal militar o en educación llevando a los alumnos a entornos a los que no se podría acceder de otra forma. También se aplica en medicina, tanto en formación como en operaciones reales en las que la visión se hace a través de cámaras. Una de las últimas aplicaciones ha sido en diseño combinándola con sensores 3D como Leap Motion que permiten modificar la pieza que estás viendo con tus propias manos.

¿Qué gafas realidad virtual comprar?

Hay multitud de aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar gafas de realidad virtual. Se podría asemejar a la compra de una televisión pero que va a estar muy cerca de tus ojos, por ello hay características similares a las de estas. Cuando compres gafas VR debes tener en cuenta:

  • Hardware para hacerlas funcionar: Es muy raro que unas gafas funcionen por sí mismas sin complementar a otro equipo, sobre todo por la gran potencia de proceso requerida en algunos casos. Las gafas con pantalla propia (sin necesitar un móvil) por lo general irán conectadas a un ordenador o una consola que las utilizan como dispositivo de salida. En el caso de las gafas VR para móvil, este será la pantalla y también quien procesa la información. Estas son más asequibles pero tienen otros problemas que veremos en las siguientes características.
  • Resolución: No dejan de ser una pantalla por lo que el número de píxeles y su densidad de es algo a tener en cuenta, sobre todo en algo a tan poca distancia de nuestros ojos. A mayor número de píxeles en menos espacio, estos serán más pequeños y será más difícil ver la malla que los separa. Esto pasa más a menudo con las gafas para móvil al no estar pensadas para ello y se conoce como “efecto pared”.
  • Tasa de refresco: Indica el número de ves que los píxeles se actualizan cada segundo. Es una medida de frecuencia y como tal se mide en hercios (Hz). A mayor tasa de refresco, más fluido será el movimiento en las gafas.
  • Ángulo de visión: Un aspecto muy importante pus si has probado unas gafas de realidad virtual muy básicas, te habrás dado cuenta de que no cubren tu campo de visión completo y sigues viendo un rectángulo alrededor de la imagen que estropea la experiencia. En un entorno real, no siempre giramos la cabeza para mirar a otro lado sino que hacemos movimientos oculares. Para poder hacer esto en las gafas es importante que el ángulo de visión horizontal y vertical sea lo más amplio posible.
  • Sensores: Para conseguir una experiencia realista es importante que la imagen se desplace con nosotros por lo que son necesarios acelerómetros y giróscopos en las gafas para ello. Las gafas VR para móviles suelen utilizar los del propio smartphone. Algunas gfas también incluyen cámaras para funciones de realidad inmersiva. También es posible complementarlos con sensores externos situados en la habitación.
  • Ajuste de lentes: La mayoría de gafas permiten ajustar las dioptrías de las lentes que se encargan de que puedas enfocar a tan poca distancia. Si tienes algún problema en la vista, te interesa que cuenten con ese ajuste para no afectar a la experiencia.

¿Cómo funcionan las gafas de realidad virtual?

El funcionamiento realmente es muy sencillo, el reto es más bien tecnológico. Una pantalla muy próxima a los ojos proyecta una imagen distinta para cada uno. Si la imagen fuera la misma, no tendríamos percepción de profundidad. Esto debe tenerse en cuenta en la fase de grabación para que cada imagen se grabe desde puntos distintos, no muy separados, pero lo suficiente para emular la visión natural.

Enfocar esta pantalla sería imposible para nuestros ojos por lo que se incorporan dos lentes ópticas similares a las macro de las cámaras de fotos para ser capaces. Es importante que la pantalla tenga una densidad de píxeles muy alta para no ver una rejilla que estropee la experiencia. Es aquí donde viene el reto tecnológico pues sea la pantalla del móvil o de las propias gafas, hay que meter más píxeles en el mismo espacio.